Yoga para embarazadasPosturas yoga embarazo

Posturas o asanas de torsión. Explicación y beneficios

Las posturas de yoga ó asanas de torsión son muy beneficiosas ya que mantienen las vertebras de la columna en forma, masajean la zona abdominal, estiran las zonas musculares de la espalda y estimulan órganos internos, sobre todo los intestinos. Adaptadas al periodo del embarazo, son muy recomendables, ya que sin oprimir el abdomen, torsiona la columna vertebral desde el coxis hasta la nuca.

 

asanas de torsion

  1. La primera postura de la serie, llamada «postura del sabio Marichi III (Marichyasana)» se realiza partiendo de una postura sentada con las piernas extendidas y juntas de pies y rodillas. La espalda debe estar completamente recta y el pecho hacia fuera. Esta postura en su forma original no es recomendable para las embarazadas ya que su torsión hace presión de la tripa sobre la pierna o la ingle, y esta es una de las reglas más importantes a evitar. Sin embargo, podemos adaptarla para obtener sus beneficios sin esa preción sobre la tripa: Flexionamos una rodilla, acercando el talón al glúteo. Giramos el tronco hasta donde podamos apoyando la palma de la mano del lado de la pierna estirada en el suelo y apoyando el codo del brazo del lado de la rodilla flexionada hacia la parte externa del muslo con la palma hacia arriba y hacia afuera. Mantenemos la mirada por encima del hombro y hacia atrás.  Esta postura la podemos mantener entre 30 segundos y un minuto en cada lado. Los beneficios son aliviar dolores de espalda y tonificar los órganos abdominales.
  2. La segunda postura es una adaptación para el periodo del embarazo al igual que la postura anterior para no ejercer presión sobre la tripa. Con esta postura, obtienes flexibilidad y revitalizas los músculos intercostales, la cintura, los brazos y las piernas, mejorando el riego sanguíneo y estimulas la circulación, la respiración y la digestión. Para realizarla, partes de una postura sentada con una pierna estirada y la otra flexionada con el talón hacia la ingle. Estiras en brazo del lado de la pierna estirada, con la palma apoyada en el suelo y lo más lejos que puedas, permitiendo que el otro brazo se estire en línea recta con el tronco flexionado hacia el lado. Mantienes esta postura entre 30 y 50 segundos en cada lado.
  3. La tercera postura, es otra postura adaptada al periodo de embarazo. Para realizarla, estando sentada, flexiona una pierna poniendo el talón en el muslo de la pierna contraria que flexionas hacia atrás agarrándo el pie con la mano del mismo lado. mantienes la mirada al frente apoyándo la otra mano en el suelo. Con esta postura, mantenida entre 30 y 50 segundas para cada lado, aumentas la flexibilidad, masajeando órganos internos que favorecen la circulación, respiración y digestión.
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 10.0/10 (1 vote cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +1 (from 1 vote)
Posturas o asanas de torsión. Explicación y beneficios, 10.0 out of 10 based on 1 rating
Web de Laura Gómez
Laura Gómez